E-COMMERCE

El comercio electrónico es una realidad que camina a pasos agigantados. El número de consumidores que elige comprar a golpe de click aumenta a un ritmo imparable. Según datos recientes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), durante el segundo trimestre de 2017 la facturación total de esta actividad alcanzó los 7.338 millones de euros, un 23,4% más en la tasa interanual.

En este sentido, el e-commerce es probablemente el sector en el que el Big Data ha impactado con más fuerza, ya que es necesario y casi imprescindible un conocimiento del comportamiento de los clientes actuales y potenciales que ayuden a establecer patrones de consumo, así como conocer el mercado y la competencia.

Datos a golpe de click

El e-commerce es probablemente el sector en el que el Big Data ha impactado con más fuerza, ya que es necesario y casi imprescindible un conocimiento del comportamiento de los clientes actuales y potenciales que ayuden a establecer patrones de consumo, así como conocer el mercado y la competencia.