¿Dónde está la Agenda Digital del Gobierno?

Este año de 2018 se han cumplido 20 años del discurso que en el debate del Estado de la Región extremeña titulé La sociedad del Conocimiento. Estábamos en 1998. Hacía poco tiempo que Internet estaba a disposición del gran público y basé mi intervención en la apuesta que debería hacer Extremadura por las NNTT de la Información y el Conocimiento. Me atreví a aventurar que llegaría el día en que podríamos sacar el billete de avión desde nuestra casa, que los agricultores regarían y abonarían sus cultivos desde su casa, que sacaríamos las entradas del cine o del teatro desde nuestra casa. Y que en ese mundo donde la materia prima sería el conocimiento, la inteligencia, Extremadura podría encontrar el camino que necesitaba para salir del agujero en el que nos había metido años de explotación y marginación. No solamente se cumplieron las previsiones, sino que aquellas previsiones ya son viejos adelantos tecnológicos. Estamos llegando a un estado de cosas que, como escribe Yuval Harari en su Homo Deus, Google nos podrá aconsejar sobre qué película ver, adónde ir de vacaciones, qué estudiar en la Universidad, qué oferta laboral nos interesa más e incluso con quien salir y casarse. “Oye, Google –le podrá decir una chica o un chico-, tanto Pedro como Juan, me cortejan. Los dos me gustan, pero de una manera diferente, y me cuesta decidirme. Teniendo en cuenta todo lo que sabes de mí, ¿qué me aconsejas? Seguramente, Google, contestará: “Te conozco desde el día en que naciste. He leído todos tus correos y mensajes, y registrado todas tus llamadas telefónicas y conozco tus películas favoritas, tu ADN y el historial completo de tu corazón. Tengo datos exactos de cada cita que has tenido y, si quieres, puedo mostrarte gráficos segundo a segundo de tu ritmo cardíaco, tensión arterial y niveles de azúcar de cada vez que quedaste con Pedro o con Juan. Si es necesario, incluso puedo proporcionarte una puntuación matemática precisa de cada encuentro sexual que tuviste con uno o con otro. Y, naturalmente, los conozco tan bien como a ti. Sobre la base de esta información y de mis algoritmos y de estadísticas sobre millones de relaciones que hace décadas que reúno…  te aconsejo que te quedes con Pedro, ya que tienes un 87% de probabilidades de vivir a la larga más satisfecha con él. Hoy nadie discute que las tecnologías alrededor de Internet son los factores fundamentales del desarrollo y el progreso. España está entrando tarde en una tecnología que apenas está comenzando. Es incomprensible que ni gobiernos ni parlamentos tengan en su agenda el desarrollo de la tecnología digital. Juan C. Rodríguez Ibarra

Comparte este contenido

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ABC
Ir arriba